Buscar

[CLUB DE JÓVENES CRÍTICOS] Cuando se tiene la razón, mas no el poder

Leer más

El hombre más fuerte es el que está más solo.
Un enemigo del pueblo – Henrik Ibsen

Estamos rodeados de dilemas éticos en cada momento de nuestra vida. Muchas veces priorizamos los intereses de pocos frente al bienestar de un colectivo. ¿Hasta qué punto uno transgrede sus principios y valores por tener algo más de dinero? ¿Será que el goce de una minoría es la miseria de muchos?

Es así como Enemigo del Pueblo, adaptación de la obra de Henrik Ibsen, llega a encender las tablas del Gran Teatro Nacional bajo la dirección de David Gaitán y un reparto de actores de primera de la Compañía Nacional de Teatro de México que nos incitará a la reflexión sobre la ética excluyente. Término poco utilizado, pero que vemos reflejado en nuestro día a día.

La historia

Esta no es la típica historia en la que el personaje principal tiene el perfil de héroe; por el contrario, el Doctor Stockmann es una persona prepotente, machista y maleducada. Pese a ello, es un hombre respetable por el pueblo. Es quien ha descubierto un problema que terminará con la felicidad de muchos.

La inauguración de un Balneario, mejora la situación económica de este pueblito gobernado por el hermano del Dr. Stockmann, un hombre que -según apariencias- luce amable, atento y comprometido con su pueblo. Hasta el momento, la gente lo admira y está agradecida con este personaje, pues ha traído la prosperidad al lugar.

Sin embargo, la trama se desencadena cuando el Dr. Stockmann decide mostrar en público un estudio realizado por la Universidad en el cual demuestran que las aguas del Balneario, fuente de prosperidad, están contaminadas y esto traería consecuencias a largo plazo. 

En el pueblo el único medio de comunicación es el periódico “La Voz del Pueblo” perteneciente al sector privado, el cual realiza publicación de noticias según el mejor postor. Es así como la gente del pueblo se informa a través de este único medio. ¿Pero, cómo los ciudadanos pueden contrastar si la información publicada es verdadera? ¿Hay más medios de comunicación? Pues, no. Y eso es un punto a favor de “La Voz del Pueblo”, le otorga credibilidad absoluta en sus publicaciones.

Esta es la encrucijada en la que se encuentra el Dr. Stockman, ya que el Alcalde ha convencido al dueño del diario local de no mostrar los estudios sobre las aguas tóxicas del balneario.

El escenario

Un escenario que- si bien se resume en un par de escenografías- transmite mucho. Este tiene como fondo el mapa de México en donde la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)  se encuentra ubicada en el centro.

En la trama se trata de desprestigiar el estudio de la Universidad respecto a la toxicidad del balneario. Sin embargo, el Dr. Stockman defiende la importancia de esta, lo cual le da un lugar respetable a la casa de estudios y a la investigación científica.

La segunda escenografía es el local de “La Voz del Pueblo”, el medio de comunicación puesto en la mira de los espectadores. Aquí se observa la censura y corrupción donde el Alcalde y Aslaksen concuerda en que esos estudios no deben ser publicados.

Los involucrados

La puesta en escena muestra al personaje principal como un antihéroe, versión contraria a la obra original de Ibsen.

Por otro lado, el personaje de la Señora Stockman, muestra el papel de una mujer sumisa que aguanta los atropellos de su esposo. Lo cual invita a la reflexión del rol que tiene la mujer en la actualidad. ¿Aún existen este tipo de situaciones? De ser así, ¿por qué?

Muy distinto es el personaje de Petra Stockman, mujer de pensamiento liberal, leída y muy fiel a sus principios. Lo cual representa el paso de la mujer sumisa a una mujer libre.

Aslaksen, director de “La Voz del Pueblo”, muestra un papel interesante respecto a la manipulación de medios. Además, te hace cuestionar lo que consumimos y si es verídico lo que nos muestran en las noticias del día a día. Algo muy peculiar de la obra, es que en una parte el Dr. Stockman llama censor  a Aslaksen por su negativa de publicar los estudios sobre el Balneario. Esto conlleva a cuestionar la transparencia de este medio, por lo cual, el Dr. Stockman dice una frase muy potente: “No puede llamarse “La Voz del Pueblo” y no hacerle caso al Pueblo”.

Burbujear lo reprochable

Para volver más dinámica la puesta en escena se hizo uso de pistolas que disparan burbujas. La indicación fue disparar cuando se evidencie alguna acción reprochable del Dr. Stockman, según el criterio del público.

A poco de terminar la obra, el Dr. Stockman hace mención sobre las pistolas que fueron utilizadas para sentenciar sus acciones y enfatiza el poco criterio que tienen las personas para seguir instrucciones y dejarse manipular. Esto dejó un silencio único en el Gran Teatro Nacional. Y si nos ponemos a pensar, es así. ¿Cuántas veces hemos contrastado información sobre las noticias que circulan en los medios? ¿Cuántas veces hemos dicho lo que pensamos frente a la presión social? Un monólogo que desencadena muchas interrogantes.

Ciudadanos con poder

Al igual que los personajes de la obra, somos ciudadanos, pero ¿realmente hacemos respetar nuestros derechos? Una puesta en escena que pone en tela de juicio conceptos como la verdad y si la democracia  es el sistema correcto para prevalecer en el mundo.

¿Debemos callar cuando tenemos la certeza que algo está mal? ¿Lo que hace una mayoría es lo realmente correcto? En esta sociedad, el señalamiento y sentencia a muerte de personas que defienden ideales, denuncian corrupción o  destapan irregularidades es frecuente.

“Enemigo del pueblo”, obra de teatro que invita mucho a la crítica en todo momento, pero no es todo. Una vez más el arte del teatro se utiliza como una herramienta educativa en donde nos da la plena libertad de aprender y descubrir el camino hacia el conocimiento de uno mismo y del mundo.

Por Valeria Alexandra Mantilla Carranza: valeria.mantilla@unmsm.edu.pe

Fotografía: Cortesía del Gran Teatro Nacional

Edición de fotografía: Valeria Alexandra Mantilla Carranza

Obra de Henrik Ibsen

Adaptación y dirección: David Gaitán

Escenografía e iluminación: Alejandro Luna

También te puede interesar:

[CLUB DE JÓVENES CRÍTICOS] “No estoy viejo, todavía sigo joven”.

[CLUB DE JÓVENES CRÍTICOS] ¡Enciende la luz!

[CLUB DE JÓVENES CRÍTICOS] Piensa en el poder de la luz

@MediaLabUNMSM

Lima, 23 de noviembre de 2019

El Club de Jóvenes Críticos es un programa que trabaja en conjunto el enfoque de Educación del Área de Públicos y @MediaLabUNMSM. Estudiantes de Comunicación Social se entrenan en la crítica de artes escénicas a partir de la investigación, observación de procesos creativos y entrevistas con artistas y elencos que se presentan en el @Gran Teatro Nacional.

Share this
Join the discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te sugerimos leer

Episode 150