Buscar

“Misinformation” y “disinformation” en la “infodemia”

Este artículo forma parte de nuestra serie sobre desinformación en tiempos de pandemia.

#ContraLaDesinformación

La pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 no solo está generando miles de muertes y crisis económicas en varios países del mundo, también ha generado una ola de desinformación que afecta a todos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado como “infodemia” a la propagación de información tanto falsa como verdadera por todo el mundo. La desinformación, en su acepción anglosajona, se subdivide en dos términos: misinformation y disinformation. Muchos de los mitos y falsedades que se propagan son acerca de supuestas curas contra el virus, aunque también existen teorías conspirativas sobre el origen de la Covid-19.

Las redes sociales se convirtieron en los lugares de difusión de misinformation, error a la hora de informar, y de la disinformation, intención de engañar, según Fallis (2011). Aunque algunas redes y servicios de mensajería, como WhatsApp, Twitter y Facebook, han tomado medidas para detenerla, la desinformación se sigue propagando.

Un ejemplo de misinformation es el video de la médica Elvira Torres Marquina, quien recomienda consumir de forma conjunta en una bebida al ajo, la cebolla, el limón, y el kion para prevenir al coronavirus, en recomendación del doctor José Luis Pérez Albela. Esta información fue desmentida por la página Maldita.es donde se explica que la OMS ha afirmado que no existen pruebas de que ningún alimento sirva para prevenir el contagio de este virus. En este caso, la doctora Torres Marquina busca ayudar a las personas para que se protejan del nuevo coronavirus sin intenciones de engañar.

Un ejemplo de disinformation es la conspiración que vincula al 5G con el coronavirus, donde los seguidores de New Agers y QAnon aseguran que las redes 5G emiten una radiación que hace débil al sistema inmune, para que las personas sean más susceptibles al coronavirus. Nuevamente la página Maldita.es desmintió esta información, indicando, con base en unos 25.000 estudios científicos, que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad no parece tener efectos sobre la salud. En este caso, los seguidores de New Agers y QAnon tienen intenciones de manipular a las personas para que logren ciertas actitudes, como sucedió en Reino Unido donde se registraron ataques a torres de teléfonos celulares.

Los problemas de la desinformación se originan por la poca rigurosidad que tienen los medios y las personas que trabajan en ellos al seleccionar sus fuentes de información. Mar de Fontcuberta (1993) define las fuentes como “personas, instituciones y organismos de toda índole que facilitan la información que necesitan los medios para suministrar noticias” (p. 58). En sintonía a la definición anterior, Borrat (1989) nos dice que “cuanto mayor sea la cantidad, la calidad y la diversidad de informaciones que comunica y de las fuentes que cita, tanto mayor será su credibilidad y por tanto su influencia”.

Casos como lo sucedido en Irán —donde más de 300 personas murieron por ingerir alcohol industrial pensando que así se protegerían del coronavirus según la información que recibieron por redes sociales—, puede ocurrir en cualquier país. Conociendo lo que nos deparan las redes sociales en contextos de “infodemia”, tenemos que volvernos más rigurosos y críticos con la información que recibimos de cualquier medio, ya sean redes sociales o medios de comunicación social.

Referencias:

Borrat. H (1989). El periódico, actor político. Barcelona. Gustavo Gili

Fallis, D. (2011). Floridi on Disinformation. En Etica e Politica, vol. XIII, nº 2, p. 201-214. 

Mar de Fontcuberta (1993). La noticia: pistas para percibir el mundo. Paidós. Recuperado de: https://profesorsergiogarcia.files.wordpress.com/2017/05/fontcuberta-mar-la-noticia-pistas-para-descubrir-el-mundo.pdf 

Natascha A. Karlova y Karen E. Fisher (2013). A social diffusion model of misinformation and disinformation for understanding human information behaviour. Information Research. Vol. 18 no. 1. Recuperado de: http://informationr.net/ir/18-1/paper573.html#.Xpy0gshKjIU

@Genjy Simon Ríos: genjy.simon(at)unmsm.edu.pe

@MediaLab UNMSM

Lima, 26 de abril del 2020

También te puede interesar:
Join the discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comments

Te sugerimos leer